Entrar / Registrarse

Crítica de Dando la nota 2: Aún más alto

Tras el éxito de Dando la nota en 2012, nos llega esta secuela titulada en España “Dando la nota 2: Aún más alto“, que aunque no llega al nivel de la original, podemos decir que tiene momentos divertidos. La película supone el debut en la dirección para Elizabeth Banks, y quizás ella no ha sabido aprovechar mejor el guión de Kay Cannon, también responsable del guión de la primera entrega, o tal vez en esta ocasión el guión no llegaba al nivel de la original. De todas formas, los errores no nos dejan una película aburrida, pero quizás algunas de las escenas duran más tiempo del necesario. Más conocida por interpretar a Effie Trinket en la saga de Los Juegos del Hambre, Banks consigue tener un buen estreno como directora.

Casi tres años han pasado desde la última vez que vimos a Beca (Anna Kendrick), Amy “La Gorda” (Rebel Wilson), Chloe (Brittany Snow) y el resto de las Bellas, y ellas continúan ganando todos los campeonatos de A Cappella en los que participan. Durante una representación para el presidente Barack Obama en su aniversario, la ropa de Amy se rasga, mostrando sus partes íntimas a Obama y finalmente a todo el mundo. Tras una serie de razones ridículas e hilarantes, las Bellas son expulsadas del mundo A Cappella, aunque podrán volver sin vencen en el campeonato mundial. Para realizar tal hazaña, ellas necesitan derrotar a los campeones europeos, el grupo alemán Das Sound Machine.

Dando la Nota 2

Cuando la trama es sobre las Bellas y el “romance” entre Amy y Bumper (Adam DeVine), todo fluye muy bien. Los actores estaban claramente disfrutando haciendo estas escenas, en las cuales el grupo se reúne y todo suena realmente bien. Hay una competición parecida a la película original que tiene probablemente las mejores músicas y es complicado controlar la risa con las escenas de Amy. Muchas de ellas funcionan porque Rebel Wilson dice todo de forma tan natural que es lo que lo hace absurdo. Chloe, que repitió sólo para poder continuar en el equipo, asumió el papel de líder que dejó Aubrey y está más estresada en esta ocasión. En cualquier caso, Beca y ella siguen siendo buenas amigas y todavía tienen algunos buenos momentos juntas.

Mientras que el equipo se prepara para la competición mundial, Beca comienza a trabajar con un conocido productor musical, y es ahí donde la historia se pierde un poco. Para el arco del personaje, tiene sentido que ella esté allí, pero nadie va a asistir a Dando la nota 2 queriendo ver el desarrollo personal de cada una de las Bellas, sino el conjunto. Kendrick es muy carismática y Keegan-Michael Key está divertido como su jefe, pero las partes con el trabajo de Beca parecen formar parte de otra película diferente. Durante todo el tiempo que se gasta en esas escenas, la sensación es que podríamos estar teniendo diversión con las Bellas.

Pero no es sólo la aspirante a productora musical la que cuenta con escenas innecesarias. Hailee Steinfeld (Valor de ley, Romeo y Julieta), que recientemente lanzó su primer single, es hija de una ex-Bella y su sueño es formar parte del equipo, algo que ella consigue en poco tiempo. La actriz está bien, y ella realmente puede añadir algo al grupo, pero no hay razón para la existencia de las escenas sólo con ella o con Benji (Ben Platt).

Así como no hay razón alguna para que exista el nuevo personaje, Flo, que además trae unas cuantas bromas que podrían ofender a los latinos. El comentarista John (John Michael Higgins), presente en las dos películas, es algo parecido, pero en su caso queda claro que todos a su alrededor saben que él es sexista y la gracia es el hecho de que sea tan idiota y no en sus afirmaciones machistas. Con Flo no. Ella está allí únicamente para hablar de tópicos sobre los inmigrantes en los Estados Unidos y hacer que la gente se incomode. Pero entonces las Bellas comienzan a cantar “Run the World (Girls)”, “Torn”, “A Thousand Miles”, “We Are Never Ever Getting Back Together” y otras tantas canciones e ignoramos esos errores, esperando que no aparezcan de nuevo en Dando la nota 3, anunciada para 2017.

¿Te gustó el artículo? Compártelo en las redes sociales :)