Entrar / Registrarse

Ballers: Primeras impresiones sobre la nueva serie de HBO, con Dwayne Johnson

Las leyendas no se retiran. Se reinventan“. No puedo escribir mis primeras impresiones sobre Ballers, la nueva serie de HBO, sin antes hablar del único motivo que me ha provocado la curiosidad de verla: Dwayne Johnson, también conocido como The Rock.

El actor y ex-luchador californiano es uno de los hombres de moda en el cine de acción, tras protagonizar grandes éxitos de taquilla como Fast & Furious 7 o la recientemente estrenada ‘San Andrés‘. Actualmente es uno de los actores más rentables de Hollywood, y ha conseguido que la gente compre entradas tan sólo porque él aparece en los créditos. Este es el caso de BALLERS.

Ballers

La serie es ese gran cliché norteamericano que incluye a un grupo de jugadores de fútbol que intentan hacer frente a su vida después de jubilarse de los terrenos de juego. Desde el primero de los cerca de 30 minutos de capítulo percibimos que esa cuestión es la que guiará la narrativa de esta nueva apuesta de la HBO. Dwayne Johnson da vida al protagonista Spencer Strassmore, una ex-estrella de la NFL que ahora trabaja como asesor y consultor financiero en una empresa, teniendo como jefe a Joe (Rob Corddry), que sólo lo contrató con la esperanza de que la influencia y los contactos del ex-jugador sirvieran para hacer prosperar el negocio.

El drama en el piloto -emitido el 21 de Junio- fué la intención de conseguir colocar a un problemático pero gran jugador, Ricky (John David Washington, hijo de Denzel Washington), en algún equipo de la liga americana y así conseguir una buena posición como su manager. Además de esto, Spencer también decide invertir un dinero que no tiene en Vernon (Donovan W. Carter), un prometedor atleta, pero parece que no rendirá como el protagonista esperaba.

Se muestra interesante la historia del personaje que interpreta Omar Benson Miller, Charles, quien parece haberse arrepentido de retirarse demasiado pronto. Melancólico, busca un trabajo sólo para hacer feliz a su esposa y termina como vendedor de coches, un futuro que él no deseaba.

En menos de media hora, Ballers tiene todo lo que una serie americana que cuenta con Miami como escenario podría ofrecer: Una muerte de un jugador que iba con su amante en el coche y no tenía seguro (dejando a su esposa con las manos vacías), mar, playa, sol, barcos, coches, mujeres explosivas, sexo y la certeza de que Spencer Strassmore es un hombre completamente frustrado tanto como con su carrera como con el lugar en el que se encuentra ahora mismo. Y es ese el camino que Ballers debe seguir. Un hombre que prometía mucho en el pasado y que ahora es sólo un recuerdo. Él parece que quiere tratar de redescubrirse y ser feliz otra vez, pero está claro que no lo tendrá fácil.

Ballers

La trama es un tanto previsible, ya que trata los altos y bajos de la fama y lo importante que es contar con gente en la que puedas confiar. Pero hay esperanza en la trama de la serie ya que pueden llegar a tratar temas interesantes, como puede ser la influencia del dinero en los deportes. No tenía demasiadas expectativas con Ballers, por lo que no estoy ni mucho menos decepcionado, aunque por el momento no me ha parecido nada del otro mundo. Seguiré viendo algunos más, ya que se trata de episodios cortos (30 min. aprox.) y cuentan con un gran reparto.

La primera temporada de Ballers se emite los domingos, por la HBO estadounidense.

¿Te gustó el artículo? Compártelo en las redes sociales :)
  • Pingback: Bitacoras.com

  • sofia martínez

    ¡Buen punto de vista! Pues Ballers arrancó muy bien, aunque para ser sinceros me pareció una propuesta un poco pretenciosa espero valga la pena y tenga un buen mensaje.