Entrar / Registrarse

Dark Matter, la nueva serie de Syfy: Primeras impresiones

Dark Matter comienza sin perder el tiempo con introducciones: estamos en el espacio, en una nave, donde seis extraños despiertan de pronto sin saber quiénes son y cómo han llegado hasta allí. Con el fin de conseguir interactuar, deciden nombrarse a sí mismos de acuerdo con el orden en el que despertaron (Uno, Dos, Tres…).

¿Eran miembros de la tripulación, pasajeros o personas que están cautivas por alguna razón desconocida para ellos? Con algún propósito, ellos fueron allí colocados y su memoria fué borrada.

Cuando asistimos a una serie donde nos relatan una amnesia inexplicable -y colectiva además en este caso-, sabemos que las cosas van a ser reveladas lentamente. El espectador va descubriendo junto con los personajes todo lo que puede suceder en consecuencia de una situación como esta. Y empezamos con los clichés, de pronto ya sabemos quién es el líder, quién es el de mal carácter, quién es el estúpido del grupo, la que controla de tecnología, el que sabe luchar o la que es buena con los cableados. Incluso tenemos una androide (Zoe Palmer), que por supuesto es superinteligente, sabe luchar y se puede conectar con la nave. Si esperabas algo nuevo, no es en esta serie donde lo vas a encontrar.

Dark Matter

Todos los elementos para que la serie fracase están presentes: precariedad de los efectos, ausencia de un actor conocido que haga que estemos interesados en ver al menos el primer capítulo, y lo más importante, una historia que no cautiva al espectador. Dark Matter es sólo una serie más con temática espacial que no consigue, al menos en su primer episodio, encontrar un pilar en el que sostenerse. La idea de poner a seis personas, que no se conocen, con amnesia, dentro de una nave y sin saber por qué están allí podría incluso verse bien, pero en la práctica no ha sido bien desarrollada.

Todo lo que aparece ya lo hemos visto antes. Cámaras criogénicas para la conservación de los cuerpos, salas llenas de armas que podrían equipar a un ejército, una puerta que no se abre, un grupo de personas en peligro que necesitan ayuda, y lo que no podía faltar, una gran corporación que parece asumir el papel de villano, al menos al principio. En el tiempo que ha durado el episodio pocas cosas invitan a ver el siguiente capítulo, aunque en el final, la mayoría de los personajes consiguen descubrir quiénes son y saber cuál era realmente su misión, dejando una trama para ser desarrollada en los próximos episodios.

Dark Matter se presenta como una “Odisea Espacial“, lo que ya es algo muy pretencioso, y tras ver el primer episodio, realmente me sorprendería si pasa de la primera temporada, aunque en cualquier momento, con el desarrollo de la historia, pueden realizar algún cambio en la trama que provoque que la serie se haga más interesante, aunque no tengo demasiadas esperanzas puestas en ello. Aún así, tú podrías intentarlo, por supuesto.

La primera temporada de Dark Matter está compuesta por 13 episodios, se emite los viernes en el canal Syfy de Estados Unidos y los lunes en Syfy España.

¿Te gustó el artículo? Compártelo en las redes sociales :)