Entrar / Registrarse

Crítica de ‘Mystic River’

Clint Eastwood es bueno como actor, pero como director resulta todavía mejor. Eastwood imparte doctrina a veces sobre cómo hacer cine y no hacer basura como muchos otros. Gracias a la novela negra escrita por Dennis Lehane y al trabajo de adaptación de Brian Helgeland, tenemos un excelente guión, que muchos directores habrían maltratado y desperdiciado. Eastwood realiza una clase magistral de sensibilidad a la hora de tratar la muerte de una chica y lo que ello supone para las vidas de unos antiguos amigos.

Mystic River

El filme comienza con los tres amigos jugando en la calle y uno de ellos es raptado por dos adultos. El chico sufre abusos y maltratos hasta que consigue huir. Este hecho, evidentemente, marcará su vida. Más de treinta años después, cada uno de los tres chicos ha continuado con su su vida. Jimmy Markum (Sean Penn) está casado y tiene tres hijas, Dave Boyle (Tim Robbins) también está casado y tiene un hijo, y Sean Devine (Kevin Bacon) está separado y es policía. Un día Katie (Emmy Rossum), la hija de Jimmy, desaparece, ha sido asesinada, y el policía encargado del caso es Sean, que debido a este caso tiene que volver a su antiguo barrio y volver a encontrarse con sus dos amigos de la infancia, Jimmy y Dave.

Seguir leyendo…

No te pierdas nuestros especiales de cine...

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más informaciónCerrar